3 mitos sobre la batería de tu smartphone

abril 25, 2016

0 comentarios

android   bateria   ios  


Dejar tu móvil cargando toda la noche es malo

Existe la creencia de que si dejas el teléfono conectado a la corriente después de que su batería haya alcanzado el 100% de carga, la capacidad de la misma se reduce, y con lo cual, la autonomía del terminal irá a menos. Pues no, esto no es así, a no ser que de por algún motivo la batería alcance unas temperaturas perjudiciales. Si está defectuosa, si tienes una carcasa que impide disipar el calor con normalidad, o si cargas el teléfono dentro de un horno encendido, cosa que supongo que ninguna persona que le tenga aprecio haría.

Y si fuera el caso, la batería probablemente empezaría a sufrir problemas mucho antes de que estuviera cargada al máximo de su capacidad. Sea como sea, los smartphones hoy en día son lo suficientemente “smarts” como para hacer una gestión correcta de la energía. Por tanto, mito desmentido.

Debes dejar que se descargue completamente para cargarla

El segundo mito guarda una íntima relación con el primero. Son muchos los usuarios que creen que es necesario dejar que se descargue por completo la batería antes de volver a cargarla, o de lo contrario, irá perdiendo capacidad a medida que no lo hacemos. Y si bien este pensamiento podía tener sentido con las baterías antiguas de níquel y el famoso efecto memoria, con las actuales de iones de litio el problema no existe.

Cargues cuando cargues tu batería, ya sea cuando le quede un 20%, ya sea cuando le quede un 80%, nunca se “olvidará” de cuál es su máxima capacidad. Sí que es verdad que con el paso del tiempo van perdiendo capacidad (todo se gasta en esta vida), pero se dice que incluso después de unos cuantos años, estas baterías son retener más del 80% de su capacidad, lo cual no está nada mal, sobre todo teniendo en cuenta que muchísimos usuarios cambian de teléfono cada pocos años, y algunos cada pocos meses.


La carga rápida perjudica la vida de las baterías


e estado utilizando la carga rápida durante los dos últimos años, y no he notado que la batería dure menos, o que tenga algún problema. Por tanto, puedo decir que la carga rápida no afecta a la vida de la batería de forma negativa, al menos no más que la carga normal. Es cierto que mientras usamos la carga rápida, la temperatura de la batería es por lo general superior a si la cargamos sin esta tecnología, pero ello no significa que sea algo malo que vaya a estropearla en poco tiempo.

Quizás, si comparamos a más años, por ejemplo cinco, sí que se note algún efecto de la carga rápida pero, ¿cuánta gente tiene no cambia su _smartphone en cinco años?_ Además, es muy probable que en ese tiempo fallen otras muchas cosas antes que la batería.

 

Si deseas conocer mas mitos puedes ver el articulo original en Andro4All



Dejar un comentario